El Banco Central Europeo (BCE) ha prestado a los bancos 275.000 millones de euros a una semana, 46.000 millones más de lo que tenía previsto inicialmente, durante la operación principal de financiación que suele realizar todos los martes.