El Banco Central Europeo está listo para mantener las tasas de interés en un nivel mínimo récord de un 1,0% y desvelar los próximos pasos en su retiro gradual de las medidas de crédito de emergencia en su encuentro el jueves.  Con la creciente preocupación acerca de la fragilidad de la recuperación europea y los problemas sin resolver en Grecia, se espera también que el BCE presente una postura cautelosa sobre la economía y mantenga las proyecciones de su equipo para el crecimiento y la inflación en su mayoría sin variación.