El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) dejará inalterados los tipos de interés para la zona del euro en el 4% en la que será su primera reunión de 2008. Los expertos coinciden en señalar que la entidad monetaria europea mantendrá las tasas en los próximos meses en el área euro, cuya economía se ralentiza al mismo tiempo que aumenta la inflación. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, advirtió recientemente de la existencia de presiones inflacionistas e hizo hincapié en que el consejo de gobierno está dispuesto a actuar para hacer frente al aumento de la inflación, es decir, que puede subir los tipos de interés.
Pero, pese a estas advertencias, parece poco probable que el BCE vaya a subir el precio del dinero en los próximos meses ya que la economía del área euro da señales de debilitamiento. La inflación anual de los países que comparten el euro fue en diciembre del 3,1%, como en noviembre, el máximo desde mayo de 2001, según Eurostat. Sin cambios desde junio pasado EL BCE ha dejado inalterados los tipos de interés de la zona del euro desde junio del pasado año, mientras que la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Canadá y el de Inglaterra los han bajado para hacer frente a la ralentización económica por la crisis de crédito en los mercados financieros. Pese a que las tasas han permanecido en el 4%, las condiciones monetarias son ahora más restrictivas ya que los tipos de interés interbancarios han subido como consecuencia de las turbulencias financieras, lo que implicaría que no es urgente un nuevo incremento de los tipos, dijo el presidente del Banco de Chipre, Athanasios Orphanides.