Ewald Nowotny, consejero del BCE, ha señalado que el programa de compra de cédulas hipotecarias será llevado a cabo, principalmente, a través de los banco centrales nacionales, mientras que el BCE se limitará a adquirir una pequeña cuota de la cantidad prevista, 60.0000 millones de euros.