El Banco Central Europeo (BCE) debería corregir la política de subidas de tipos de interés emprendida en julio de este año porque la falta de liquidez interbancaria tiene efectos negativos en el crecimiento económico, según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). En el último número de Cuadernos de Información Económica, Víctor Gonzalo, director general adjunto del grupo de intermediación de valores CIMD, achaca al BCE no haber valorado en su justa medida el riesgo que, sobre el crecimiento, tiene la falta de liquidez interbancaria. "Lo financiero detrae crecimiento, señala, y aporta deflación hasta extremos que no han sido adecuadamente valorados por la autoridad monetaria".