El sistema financiero de la eurozona tiene ante sí riesgos para la estabilidad cada vez mayores y la perspectiva sigue siendo incierta, ya que los bancos podrían verse obligados a realizar más rebajas en la valoración de sus activos, indicó el lunes el Banco Central Europeo en su informe semestral sobre estabilidad financiera. "Los riesgos para la estabilidad del sistema financiero de la zona euro han aumentado, en comparación con la situación hace seis meses", indicó el BCE. La perspectiva de la estabilidad financiera en la eurozona es "muy incierta" y depende en gran medida de lo que ocurra en el mercado inmobiliario estadounidense, agregó. "La opinión generalizada es que los precios de las viviendas en Estados Unidos bajarán más antes de que las condiciones del mercado inmobiliario se estabilicen", explicó el BCE. El BCE advirtió que también podrían suponer un riesgo los acontecimientos potencialmente desfavorables en el mercado inmobiliario. Y como ejemplo apuntó que "los ratios precio-alquiler de las viviendas han seguido dando muestras de sobrevaloración en el mercado residencial" y en mayor medida que en diciembre, principalmente en Francia y España.