Lo ha hecho por boca de uno de sus miembros del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, que recuerda que España es 'dueña de su destino'.

"España es enteramente dueña de su destino, pero ser dueño del destino no significa que el destino esté escrito en las estrellas; uno es dueño de su destino porque ha hecho las cosas en el pasado bien, pero porque responde también a las exigencias del presente, y la paciencia de los mercados no es ilimitada", afirma Páramo en declaraciones a RNE.

José Manuel González Páramo ha optado por no pronunciarse acerca de la situación actual de Grecia, puesto que ha subrayado que mientras que no exista un diagnóstico de la Comisión constituida por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional "no se puede decir nada". Trataría González-Páramo de contener las especulaciones y perjudicar aún más al riesgo país griego y a la maltrecha economía de la periferia.