El BBVA ha logrado un beneficio en el primer semestre del año de 2.624 millones de euros, una cifra que representa una mejora del 20 por ciento respecto a lo ganado en igual periodo de un año antes. Se trata de cifras que no incluyen extraordinarios y que están ligeramente por encima de lo esperado.