El Servicio de Estudios de BBVA ha revisado al alza su previsión de crecimiento económico de la zona euro desde el 2,5 al 2,7 por ciento para este año. Además, estima una ligera moderación hasta el 2,4 por ciento para 2008. A juicio de la Economista Jefe de BBVA para Europa y Escenarios Financieros, Mayte Ledo, la inversión, caracterizada por su fuerte dinamismo, es ahora el principal motor de la actividad en la eurozona y continuará firme en el próximo ejercicio.
Ledo ha indicado que la expansión económica se produce en un entorno de elevada confianza industrial y altas expectativas de beneficio de las empresas. Un entorno en el que la demanda doméstica es el principal componente. Además, el crecimiento potencial de la zona euro aumentapor encima del 2 por ciento, debido a las reformas estructurales en los mercados laborales de algunos países europeos y a la mejora de la productividad. De este modo, de incorporarse permanentemente estas mejoras en la productividad, el crecimiento de la eurozona podría alcanzar el 3 por ciento en 2007 y 2008. Tipos de Interés En su informe, el Servicio de Estudios del BBVA, sugiere una probabilidad superior al 50 por ciento de que la inflación, dentro de un nivel general bajo, supere el techo del 2 por ciento marcado por el BCE. Una probabilidad que justifica ante el sesgo global alcista en todo el mundo, el alza de tarifas en los bienes administrados y la incertidumbre salarial, así como por el comportamiento de los precios del crudo. De este modo, el Servicio de Estudios de BBVA pronostica que el BCE elevará un cuarto de punto porcentual los tipos de interés en junio y en septiembre para situar el precio del dinero en el 4,50 por ciento en diciembre, nivel considerado cercano a la neutralidad por la entidad y que se mantendría en el conjunto de 2008. Deuda de los hogares Según el Servicio de Estudios del BBVA, los hogares españoles sólo tendrán que dedicar el 18 por ciento de su renta disponible al pago de sus cargas financieras, incluida vivienda. Eso a pesar de que los tipos de interés sigan subiendo hasta el 4,5 por ciento.