El Servicio de Estudios del BBVA calcula que la economía china crecerá el 9,8% este año, al comenzar a acusar el mayor pesimismo de las perspectivas económicas globales. En su nueva publicación trimestral "China Watch", el segundo banco español analiza la economía del gigante asiático y hace diversas recomendaciones a las autoridades del país, como la de que practiquen una política fiscal expansiva para paliar el efecto negativo que tendrá la caída de la demanda externa. Y es que, según subraya este informe, China no seguirá siendo inmune al entorno global desfavorable si persiste el shock financiero y se acrecienta la incertidumbre sobre el crecimiento mundial, porque su economía depende en buena medida de la marcha del comercio exterior.