BBVA ha aclarado que la operación inmobiliaria que "está considerando" se limita a la posible adquisición de un parque empresarial en Madrid para ubicar su nuevo centro corporativo y a la posible venta de algunos inmuebles del banco en la capital. Inmuebles en los que se encuentran ubicados actualmente los servicios corporativos.