El presidente de BBVA, Francisco González, ha animado a las principales empresas españolas a seguir su ejemplo e invertir en la India, ya que este país "ofrece enormes oportunidades para el negocio español" al ser la segunda economía con el crecimiento económico más rápido del mundo. Para el ministro de Finanzas de la India, Palaniappan Chidambaram, el atractivo de su país se basa entre otros motivos en ser la cuarta economía más importante del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) superior al 9%.
González y Chidambaram han hecho estas consideraciones en un desayuno con empresarios españoles organizado por la embajada india. El BBVA inició su presencia en la India en 2006 al dar un paso más en su apuesta por el negocio de remesas en el mercado asiático.De esta manera firmó un acuerdo con la primera entidad privada del país, el Icici Bank, para desarrollar una amplia red asiática de envíos de dinero. Sin embargo, pese a que la presencia española en la India es aún escasa, en los últimos años más de cincuenta empresas españolas se han instalado de forma exitosa en el país. Tal es el caso de Abengoa, Elsamex, Ficosa Internacional o el Grupo Guascor, entre otras. Palaniappan Chidambaram ha explicado que el potencial económico de la India ha sido posible gracias a una "democracia asentada de libre mercado", que la discrimina positivamente frente a su principal competidora, China. Sectores con mayores oportunidades Entre los sectores que más oportunidades siguen ofreciendo para la inversión española destaca la emergente industria automovilística, el sector de la biotecnología, los equipos de transporte y los servicios, sin olvidar la importancia de las telecomunicaciones y de las infraestructuras. En este sentido, el titular de Finanzas de la India, ha destacado la ingente demanda en comunicación que precisan sus cerca de mil millones de habitantes, así como la necesidad de seguir ampliando su red de carreteras e infraestructuras, tanto terrestres como marítimas. Sin embargo, este rápido crecimiento está directamente relacionado con el aumento de las emisiones de dióxido de carbono del país, por este motivo y ante la alerta creada, Chidambaram ha apostado por la tecnología limpia, por los renovables y, sin duda, por concienciar a los países del los riesgos del cambio climático. Todas estas premisas, sin olvidar la transparencia y fiabilidad de las operaciones financiera del país, ha concluido el ministro, beneficiarán económicamente a ambos países, por lo que reiteró la importancia de poder contar con la confianza de los empresarios españoles.