El barril de crudo Texas 'sweet light' rompió hoy, por primera vez en seis meses, la barrera de los 62 dólares y alcanzó los 62,14 dólares, con lo que acumula un encarecimiento del 41% con respecto a los precios marcados a comienzos de año. Tras el repunte, el barril se abarató hasta los 61,44 dólares, un precio aún 1,34 dólares superior al marcado al cierre de la sesión de ayer. Por su parte, el Brent alcanzó en Londres los 60,72 dólares, tras lo que cayó hasta los 60,28 dólares. Pese a la fuerte subida de los precios del pretróleo, este producto sigue marcando niveles muy inferiores a los máximos históricos marcados en julio de 2008, de 147 dólares el barril. Durante el segundo semestre del año, en pleno estallido de la crisis mundial, su precio se desplomó y se redujo a una tercera parte.