El barril de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) registró el jueves su séptima depreciación consecutiva con un precio de 60,58 dólares, comunicó el grupo petrolero hoy en Viena. Este descenso se traduce a una pérdida de 8,9 dólares en los últimos 9 días. Es el precio más bajo desde el pasado 26 de mayo. El retraso de la recuperación económica afecta cada vez más a los mercados petroleros.