El petróleo bajaba el martes ante la incertidumbre sobre el estado de la economía global, que aumentó las expectativas de una lenta reactivación de la demanda. El crudo estadounidense para entrega en agosto perdía 5 centavos a 67,45 dólares, por encima de un mínimo anterior de 66,37 dólares. El crudo para entrega en julio venció el lunes con una caída de 2,62 dólares a 66,93 dólares por barril. El crudo Brent perdía 8 centavos a 66,90 dólares.