El Banco Popular abonará a partir de mañana un dividendo bruto de 0,105 euros por título, complementario al ya abonado con cargo a los beneficios de 2006. Una vez descontada la retención del 18% que Hacienda aplica a este tipo de rendimientos del capital, los accionistas cobrarán un importe neto de 0,086 euros por cada título que posean. Para hacer frente a este pago, la entidad tendrá que desembolsar 127,57 millones de euros.