El Banco de Inglaterra ha ofrecido inyectar unos 6.500 millones de euros en fondos adicionales en los mercados monetarios la próxima semana. El banco emisor recurrirá a esa medida si los tipos de interés diarios en el mercado interbancario permanecen altos. La Asociación Británica de Banca ve con buenos ojos la decisión del Banco de Inglaterra, mientras que algunos banqueros del sector privado en Londres insinúan que la propuesta es muy tímida dada la parálisis que sufre el mercado monetario.