El vice gobernador del Banco de Japón, Toshiro Muto, ha reiterado que ajustarán los tipos de interés gradualmente y de acuerdo con la evolución de la economía y los precios. Sus comentarios están en línea con otros de miembros del banco central y no aportan nuevas pistas sobre el calendario de subidas del precio del dinero. Muchos analistas consideran que es improbable que se produzca una subida antes de agosto, dados los últimos datos marcoeconómicos.