El Banco de Japón (BOJ) anunció hoy una inyección de dos billones de yenes (16.875 millones de euros) por segundo día consecutivo para dar liquidez a los mercados con el fin de aliviar las turbulencias bursátiles por la crisis griega. El viernes el BOJ tomó una medida de idéntica cuantía para proveer fondos a bajo interés a las entidades financieras y evitar el desplome de la Bolsa de Tokio, que llegó a perder el cuatro por ciento.