El comité de política monetaria del Banco de Japón (BoJ) ha decidido mantener sus tipos de interés en el 0,50%, nivel en el cual está desde febrero de 2007, por unanimidad. 'El Banco de Japón hará de forma que la tasa de interés día a día permanezca en torno al 0,5%', indica el BoJ en un breve comunicado, cuyo texto no ha variado ni un ápice desde hace varios meses. Todos los economistas esperaban esta decisión, ya que la situación económica en Japón y en el mundo es aún demasiado incierta como para contemplar un alza de los tipos de interés, y ningún hecho justificaba un recorte de emergencia del costo del préstamo del dinero.