El Banco de Japón (BOJ) anunció hoy que en los primeros 10 días de marzo ha comprado acciones pertenecientes a entidades bancarias por 112,05 millones de yenes (1,3 millones de dólares), con el fin de paliar los efectos de la caída de la Bolsa. El BOJ planea la compra de un máximo de un billón de yenes (10.200 millones de dólares) en acciones propiedad de entidades bancarias hasta abril de 2010, cuando finaliza el año fiscal 2009 en Japón. El banco central nipón anunció a finales de febrero un plan para comenzar la compra de valores bursátiles propiedad de entidades financieras para reducir el riesgo de pérdidas vinculado a la bajada de las plazas bursátiles japonesas, que perdieron un 43 por ciento el año pasado.
A pesar de que el plan dio comienzo el 23 de febrero, los bancos se mostraron recelosos a la hora de recurrir a estas ayudas debido a que podrían despertar especulaciones sobre las pérdidas en las que estarían incurriendo, según la agencia local Kyodo.

El BOJ tomó una medida similar entre noviembre de 2002 y septiembre de 2004, al destinar dos billones de yenes (20.400 millones de dólares) al mismo propósito.

Con el mismo objetivo, la institución creada por el Gobierno japonés para comprar acciones y valores propiedad de los bancos nipones comenzará hoy a adquirir las participaciones asociadas a las pérdidas en el sector.

La llamada Corporación de Adquisición de Accionariados de Bancos destinará hasta 20 billones de yenes (203.000 millones de dólares) a la compra de estos valores hasta el 30 de octubre para evitar el alcance de la crisis financiera.