El Banco de Italia estima que la contracción de la economía italiana podría alcanzar el 2,6 por ciento del PIB, seis décimas menos que sus estimaciones del boletín de enero, donde preveía una caída del 2 por ciento para 2009 y un crecimiento del 0,5 por ciento para 2010. El subdirector general del Banco de Italia, Ignazio Visco, anunció hoy estos datos, recogidos en la página web del banco central, durante una intervención en la Universidad "La Sapienza" de Roma. Visco afirmó que el reajuste de las estimaciones se debe a que en los análisis previos se había subestimado la evolución de la demanda mundial. Las nuevas estimaciones del banco central italiano se asemejan a las de otras entidades económicas de Italia, como la de la patronal Confindustria, que prevé una caída del 2,5 por ciento del PIB en 2009, o la del el ente público Instituto de Estudios y Análisis Económico (ISAE), que prevé la misma cifra.