El Reino Unido corre el riesgo de sufrir una década perdida a imagen y semejanza de la que sufrió Japón en la década de los 90 debido a que la aparente recuperación económica de los últimos meses sigue siendo extremadamente endeble y es consecuencia de factores temporales y no estructurales. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, realizará esta advertencia el miércoles, coincidiendo con los últimos datos oficiales sobre inflación, según adelanta hoy The Daily Telegraph.