El Banco de Inglaterra podría optar en los próximos meses por una subida de tipos de interés si la inflación -que subió en febrero hasta el 3,2 por ciento- continúa alejándose del objetivo del Gobierno de mantenerla en el 2 por ciento. Así lo aseguró hoy el economista jefe y miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, Spencer Dale, en un discurso ante la Asociación de Aseguradoras Británicas, después de que la inflación repuntara inesperadamente dos décimas en el mes de febrero, hasta situarse en el 3,2 por ciento. "El Comité -explicó Dale- ha ajustado a la baja la política monetaria para mantener la inflación en torno al 2 por ciento y estará preparado para subir los tipos con firmeza cuando llegue el momento". El economista vaticinó en su intervención que la crisis está "lejos de su fin" y apuntó también que la contracción de la economía británica en el primer trimestre del año será similar a la registrada en los últimos tres meses de 2008, cuando el PIB cayó el 1,6 por ciento.