El Banco de Inglaterra ha decidido hoy mantener los tipos de interés del Reino Unido en el 5,5%, tal y como esperaba el mercado. La semana ha estado marcada por intensas especulaciones sobre si rebajaría el precio del dinero por segundo mes consecutivo para fortalecer el crecimiento económico. La entidad recortó los tipos en un cuarto de punto porcentual en diciembre.