El Banco de Inglaterra acaba de mantener los tipos de interes en el 5,75%, tal y como esperaban los analistas. Ahora todas las miradas se centran en el BCE, que los mantendrá con toda probabilidad en el 4%. Simon Ward, economista jefe de New Star, “a largo plazo, si el crecimiento del PIB y la inflación siguen el curso trazado en el Informe de Inflación (Inflation Report) de mayo y otras variables permanecen estables en los niveles actuales, nuestro modelo sugiere que la presión para seguir subiendo los tipos antes de final de año será escasa”.