El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 0,5%, el nivel más bajo de la historia de la institución, así como su programa de recompra de activos, fijado en 200.000 millones de libras (229.000 millones de euros) mediante la emisión de reservas.
El último cambio en los tipos de interés adoptado por el BoE tuvo lugar el pasado 5 de marzo de 2009, fecha en la que la institución también estableció el programa de compra de activos mediante la emisión de reservas, que fue ampliado en 25.000 millones de libras, hasta su importe actual, el 5 de noviembre de 2009.

Esta reunión del Comité de Política Monetaria del BoE ha sido la última antes de la celebración de las elecciones generales del Reino Unido el próximo 6 de mayo, en las que los sondeos dan como vencedores a los conservadores. La convocatoria de los comicios ha obligado a la institución a retrasar la próxima reunión del Comité, prevista para los días 5 y 6 de mayo, hasta el 7 y 10 de mayo.

El Reino Unido consiguió en el cuarto trimestre de 2009 salir de la recesión, que asoló la economía del país durante seis trimestres consecutivos, con mayor fuerza de lo esperado. El Producto Interior Bruto (PIB) registró un crecimiento del 0,4%, una décima más de lo calculado anteriormente por la Oficina Nacional de Estadística (ONS) y tres décimas más de la primera lectura del indicador.

Por su parte, la tasa de inflación anual en el Reino Unido cayó en febrero hasta el 3%, en comparación con el 3,5% registrado en enero, cuando marcó máximo de 14 meses y obligó al gobernador del Banco de Inglaterra (BoE) a dar explicaciones por escrito al Tesoro.