La última reunión de tipos del Banco de Inglaterra antes de las elecciones convocadas en Reino Unido se ha saldado sin cambios ni en los tipos de interés (que seguirán en el 0,5%) ni en el multimillonario programa de compra de activos