El Banco de Inglaterra ha advertido de que el mercado laboral británico afronta una "considerable incertidumbre", pese a la caída del desempleo. En su séptimo informe trimestral sobre la economía de Reino Unido, el banco emisor inglés señala que hay riesgos de un incremento del paro si la recuperación económica es más lenta de lo que espera el sector empresarial.