El Banco de Francia ha anunciado una revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país en el segundo trimestre del año, al 0,2 por ciento, una décima menos que lo adelantado inicialmente. La previsión mínima de crecimiento para el conjunto del año a finales de junio se establece en el 1,5 por ciento, según los datos de la encuesta de coyuntura de la entidad reguladora. Los últimos datos sobre crecimiento económico publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE) indicaron un crecimiento del PIB del 0,6% en el primer trimestre, un dato superior a las expectativas, pero que los expertos consideran que no se repetirá en los siguientes periodos. El Gobierno revisó a la baja su previsión de crecimiento para el conjunto del año a causa de la incidencia de la crisis financiera internacional y la situó en una horquilla de entre el 1,7 y el 2%, cinco décimas por debajo de lo apuntado en un principio.