La inversión en vivienda caerá algo más de un 15% de media en 2010, ya que los inmuebles iniciados en cada uno de los trimestres será inferior al de viviendas terminadas, según avanza el Banco de España en su último 'Boletín Económico'.
El comportamiento de la inversión en vivienda será, eso sí, variable a lo largo del año. Así, la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez estima que "esa brecha entre las sendas de ambas variables (viviendas iniciadas y terminadas) tenderá a cerrarse a lo largo del año, por lo que las caídas de la inversión en vivienda tenderán también a atenuarse".