El Banco de España insta a las entidades financieras a redoblar sus esfuerzos para contener los gastos de personal y corregir los excesos de capacidad del sistema para preservar su solidez y eficiencia en un escenario de aumento de la morosidad. En su último Boletín Económico, el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez advierte de que los bancos y las cajas de ahorros deben adaptarse a un nuevo panorama económico y financiero en el que la capacidad de expansión del negocio "está limitada".