El Banco de España exige a las entidades financieras que rebajen un 20% el valor de los activos inmobiliarios que tienen en sus carteras por "criterios de prudencia de provisión", según afirmó hoy el director general de la Caixa, Juan María Nin. Nin señaló que si se exige un ajuste contable del 20% en dichos activos se debe a que el valor de los inmuebles ha de adaptarse a los precios actuales y que cada entidad debe decidir si realiza "un sacrificio" vendiendo sus inmuebles a "precios de hoy", lo que supone aplicar "rabiosas rebajas", o no venderlos.