El Banco de España ha constatado la mejora de todos los indicadores de actividad en el cuarto trimestre del año, aunque cree que los datos aún son "escasos" y que la capacidad informativa acerca de la evolución de la actividad es todavía "limitada", según consta en su último boletín económico.  De ser así, el PIB podría seguir moderándose en el cuarto trimestre del año y mejorar las cifras registradas entre julio y septiembre, que reflejaron un descenso interanual del 4% y una caída intertrimestral del 0,3%.