El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, reconoció hoy que el organismo supervisor podría elevar hasta el 30% las provisiones que bancos y cajas de ahorros deberán realizar sobre el valor de tasación de los activos inmobiliarios que hayan permanecido en su balance durante más de un año, "si fuese necesario".