El Banco de Japón ha mantenido su tasa de interés de referencia sin cambios en 0,5 por ciento, como se descontaba en los mercados financieros. La decisión de los nueve miembros del directorio fue unánime.
El banco central japonés ha mantenido su política monetaria intacta desde que en febrero elevó su tasa de interés desde el 0,25 por ciento, después de haberlo hecho anteriormente en julio del año pasado