El consejo ejecutivo del Banco Central de Suecia (Sveriges Riksbank) decidió hoy recurrir a un préstamo de 3.000 millones de euros del Banco central Europeo (BCE) en el marco del acuerdo recíproco de divisas (líneas swap) suscrito entre ambas entidades en diciembre de 2007 y que ha sido activado hoy, según anunciaron las dos instituciones. Riksbank explicó que esta decisión ha sido tomada para asegurar que la institución está "bien preparada" para continuar salvaguardando la estabilidad financiera. El acuerdo de swap de divisas entre el BCE y su homólogo sueco, que fue suscrito para facilitar el funcionamiento de los mercados financieros y suministrar liquidez en euros si fuera necesario, contempla un volumen máximo de préstamo de 10.000 millones de euros con vencimiento de tres meses.