El Banco Central de Noruega bajó hoy los tipos de interés en medio punto porcentual, hasta el 2%, para minimizar las consecuencias del empeoramiento de la crisis mundial. "Las perspectivas para la economía mundial son peores. Para combatir el descenso en la actividad económica y evitar que la inflación sea demasiado baja lo correcto es bajar los tipos", señaló en un comunicado Jan F. Qvigstad, vicepresidente de esta institución. La actividad económica noruega apunta a un mayor descenso de lo esperado y aunque el paro todavía es bajo, está aumentado rápidamente, según el comunicado.