El Banco Popular de China decidió elevar en medio punto porcentual a partir del próximo 18 de enero los requerimientos de capitalización de los bancos del país, actualmente fijados en el 15,5% para las grandes entidades y en el 13,5% para los bancos de menos tamaño, en lo que puede representar el primer movimiento del banco central chino para endurecer su postura monetaria y atajar la creación de burbujas y el sobrecalentamiento de la economía del gigante asiático. No obstante, la institución precisó que la decisión no afectará a las entidades más pequeñas, como es el caso de las cooperativas rurales de crédito, cuya finalidad es estimular la producción en las pequeñas comunidades agrícolas.