El Banco Central de Chile anunció el jueves un plan para intervenir el mercado de divisas con 8.000 millones de dólares a fin de detener la apreciación del peso frente al dólar. "El Consejo del Banco Central de Chile ha adoptado la siguiente medida: Incrementar el nivel de reservas internacionales por un monto de 8.000 millones de dólares, mediante la compra de divisas, a partir del día lunes 14 de abril y hasta el día 12 de diciembre del 2008", señala el banco en un comunicado. El peso chileno se ha apreciado más de un 12% frente al dólar en lo que va del año y ha alcanzado máximos de 10 años en las últimas semanas. El fortalecimiento de la moneda se debe a los precios del cobre -la principal exportación del país- que han alcanzado niveles históricos y al diferencial de cuatro puntos porcentuales entre la tasa de interés local y la tasa interbancaria de Estados Unidos.