El AVE Madrid-Barcelona transportó 2,18 millones de viajeros en los diez primeros meses del año, lo que supone un incremento del 29,8% en comparación con el mismo periodo de 2008, según datos de Renfe. El pasado mes de octubre 253.694 pasajeros optaron por la línea ferroviaria de Alta Velocidad para sus traslados entre las dos capitales, cifra que arroja un incremento del 3% en relación a septiembre y supone alcanzar un nuevo récord mensual de pasajeros.