KPMG, auditora de las cuentas del Grupo SOS, advierte de que existe "incertidumbre" sobre la continuidad de la compañía si no refinancia su deuda con las entidades financieras u obtiene una confirmación expresa de que el incumplimiento de determinadas condiciones del préstamo sindicado suscrito en diciembre no tendrá como resultado una declaración de vencimiento anticipado. El grupo presenta al cierre del ejercicio 2008 un fondo de maniobra negativo por un importe de 1.096,6 millones de euros, tras clasificar a corto plazo deudas a largo plazo por importe de 676,8 millones de euros procedentes del citado préstamo sindicado. Se trata de parte del crédito de 994 millones de euros que SOS firmó en diciembre con 35 entidades para financiar la compra de la italiana Bertolli, condicionado al cumplimiento de determinados ratios financieros al cierre del ejercicio (Ebitda, activos e ingresos) que no se han alcanzado.