El 62% de los medidores de presión de los neumáticos "están averiados o no garantizan una medición correcta", según se desprende del último estudio conjunto del Real Automóvil Club de España (RACE) y Goodyear hecho público hoy que, tras analizar un total de 161 estaciones de servicio, concluye que uno de cada cuatro "no puede utilizarse" y que la mitad se sitúa en zonas "inseguras" para el usuario, por el número de vehículos que circulan cerca y su velocidad. En este sentido, los resultados revelan que la zona "más dañada" de estos mecanismos es, por lo general, la manguera, pues en la mayor parte de la ocasiones presenta empalmes "mal realizados", cortes e incluso reparaciones con cinta adhesiva que conllevan un "riesgo alto" para el cliente. Asimismo, en el 50% de los casos dichos sistemas "carecían de la inspección técnica correspondiente, aún siendo una obligación para los titulares de las gasolineras".