El país es tercero en expectativa de integración de renovables y último en confianza de la nuclear para reducir la dependencia fósil. El 49% de los españoles considera que debería aumentar el uso de la energía nuclear, lo que sitúa al país, junto a Alemania (50%) y Grecia (49%), entre los que esta respuesta recibe un menor porcentaje de aceptación, según un estudio realizado por Accenture en veinte países.