El presidente de Eiffage, Jean François Roverato, se mostró hoy "aliviado" por el fin del contencioso con su hasta ahora accionista Sacyr Vallehermoso y lo vinculó al deseo de que el litigio contara con una "salida amistosa", expresado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 10 de enero durante la cumbre franco-española celebrada en París. Roverato negó, en todo caso, un acuerdo con la compañía de Luis del Rivero. "Eiffage no ha retirado sus denuncias contra Sacyr en virtud de un acuerdo. Yo no he firmado ningún acuerdo, pero los jefes de Estado y de Gobierno de Francia y España querían una salida amistosa y, a partir de ahora, Sacyr no es accionista de Eiffage, por lo que no hay razón para continuar con la batalla judicial". Así lo indicó ante la prensa española el presidente de la compañía en relación a su intención de retirar todas las acciones legales contra Sacyr, en una de las cuales está imputado el presidente del grupo, Luis del Rivero.