El presidente de la constructora francesa Eiffage, Jean-Francois Roverato, se ha mostrado hoy satisfecho con la salida de Sacyr de su accionariado, lo que pone fin a dos años de enfrentamiento con el grupo español, y permite "pasar página" y "centrarse en el futuro". En rueda de prensa, Roverato ha eludido confirmar "hasta que tenga notificación oficial de superación de umbrales" la identidad de los "inversores institucionales" que han comprado ayer el 33,32% de Eiffage a Sacyr y se remitió a las filtraciones de prensa.