Interrumpe así cinco trimestres consecutivos al alza gracias al aumento de las exportaciones por encima de la importación de bienes.

Estados Unidos rebajó su déficit por cuenta corriente hasta los 113.300 millones de dólares en el último trimestre del año, lo que supone un 3,1% del PIB del país. Es la menor diferencia por cuenta corriente desde los tres primeros meses de 2010.

Con este dato, Estados Unidos interrumpe una racha de cinco trimestres en los que el déficit por cuenta corriente aumentó de forma consecutiva gracias al mayor número de exportaciones que de productos importados, según ha hecho público el Departamento de Comercio estadounidense.