El Gobierno estadounidense anunció hoy el lanzamiento de su esperado programa para incrementar el acceso al crédito de los consumidores y pequeños negocios por importe de 200.000 millones de dólares. El programa busca desbloquear los mercados de crédito mediante la compra de activos vinculados a tarjetas de crédito, préstamos para la adquisición de automóviles y para el consumo.
El plan pretende ser un catalizador de los mercados de crédito, que han estado virtualmente cerrados desde el agravamiento de la crisis financiera en octubre de 2007, según un comunicado conjunto del Tesoro y la Reserva Federal (Fed) estadounidense.

El programa anunciado en noviembre pasado quiere descongelar la denominada titulización de activos, que se realiza para ofrecer crédito para préstamos para la compra de automóviles, para estudiantes y para las pequeñas empresas, entre otros.

El banco de la Reserva Federal de Nueva York concederá préstamos por valor máximo de 200.000 millones de dólares a los propietarios de títulos respaldados con activos con una calificación de crédito AAA, lo que liberará el crédito.

El programa tenía previsto comenzar en febrero y los que necesiten financiación podrán solicitarla hasta el 17 de marzo, mientras que la Reserva Federal (Fed) los concederá el 25 de marzo.

La Fed tiene ya en funcionamiento un programa similar para el mercado de emisiones de deuda comercial, que ha reactivado el acceso al crédito de las grandes compañías.

El plan anunciado hoy busca lograr los mismos objetivos con los consumidores y las pequeñas empresas