El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, ha culpado al segundo plan de relajación cuantitativa estadounidense por el aumento del precio de las materias primas.

Richard Fisher ha asegurado, además, que la economía de EE UU crecerá entre el 3% y el 4% en el segundo trimestre del año.

Asimismo, ha comentado que existe mucha liquidez en el sistema y que no se puede hacer mucho más para estimular la demanda. En cuanto a las materias primas, ha señalado que el segundo programa de alivio cuantitativo (QE2) ha sido el responsable de muchas de las subidas.