El número de puestos de trabajo netos creados en Estados Unidos en octubre fue de 166.000, aunque el índice de desempleo se mantuvo en el 4,7% de la fuerza laboral, informó hoy el Departamento de Trabajo. En septiembre la economía había ganado unos 110.000 puestos de trabajo y la mayoría de los analistas, a la sombra de la crisis hipotecaria, esperaba que la ganancia neta de empleos sería en octubre de unos 93.000.
El aumento de empleos en octubre ha sido el más importante desde mayo, informó el gobierno. Pero las cifras del gobierno también muestran que unas 250.000 personas simplemente han dejado de buscar trabajo, en lo que supone la tercera disminución en cuatro meses. La pérdida de puestos de trabajo continuó en octubre en las fábricas y la construcción, y hubo un aumento del empleo en las escuelas públicas, el cuidado de la salud, los servicios empresariales, los restaurantes y los servicios de personal temporal. El informe mostró asimismo que las remuneraciones horarias promedio de los trabajadores subieron en octubre 3 centavos, a 17,58 dólares la hora, esto es un 0,2%. En un año la remuneración horaria promedio ha subido un 3,8%. Las estadísticas oficiales de empleo en Estados Unidos cuentan sólo a las personas que están trabajando o las que, habiendo perdido su empleo, buscan un trabajo nuevo. Cuando las personas abandonan la búsqueda de empleo después de seis meses, dejan de figurar en la estadística de desempleo. Así, el informe de hoy muestra que en un año, desde octubre de 2006, el número de personas empleadas ha bajado de 146,125 millones a 146 millones. La proporción de personas empleadas en relación con la población, en el mismo período, ha bajado del 63,6 al 62,7%, según el Departamento de Trabajo. Y la cifra de desempleados ha subido, en un año, de 6,272 millones a 7,245 millones de personas. La robusta ganancia neta de empleos en octubre y los datos sobre remuneraciones alentaron a los analistas que creen que, a pesar de la crisis en el sector inmobiliario, Estados Unidos evitará una recesión económica.